sábado, 26 de agosto de 2017

Cheesecake de piña sin horno

Cheesecake de piña sin horno
Cheesecake de piña sin horno

Si buscas una receta de cheesecake fresquita y rápida, ésta sin duda es la tuya. Para preparar esta tarta de queso de piña sin horno, solo he utilizado la batidora de vaso, el microondas y poco más de media hora de tiempo.

Ingredientes cheesecake de piña sin horno

Base
- 200 gr de galletas (yo he usado unas de las de dibujitos para niños, pero puedes usar María, digestive, tostadas...)
- 90 gr. de mantequilla
- 1 cucharadita de té de canela

Crema
- 250 gr. de piña en su jugo (aproximadamente 4 rodajas más su jugo correspondiente)
- 300 gr. de queso cremoso frío
- 200 gr. de azúcar
- 500 ml. de nata para montar o crema de leche fría
- 10 gr. de gelatina neutra en polvo

Cobertura de gelatina

- 125 ml. de agua
- 1/2 sobre de preparado para gelatina sabor piña


Cheesecake de piña sin horno
Cheesecake de piña sin horno

Elaboración paso a paso

Base
1. Poner en el vaso de la batidora las galletas troceadas junto con la canela, y triturar hasta obtener un polvo.
2. Derretir la mantequilla en el microondas e incorporarla al vaso, mezclando hasta conseguir una pasta.
3. Forrar con papel el fondo de un molde desmoldable de unos 20 cm y colocar encima la mezcla de galletas presionando para formar la base. Dejar reposar en la nevera.

Crema
4. Separar las rodajas de piña del jugo.
5. Espolvorear la gelatina en el jugo y dejar hidratar mientras preparamos el resto de la crema.
6. Poner las rodajas de piña (troceadas) en el vaso de la batidora y triturar. Añadir el azúcar y mezclar de nuevo. Añadimos el queso y por último la nata.
7. Calentar en el microondas la gelatina hasta que se disuelva e incorporarla a la mezcla. Batir hasta que quede homogénea.
8. Poner la mezcla encima de la base y meter de nuevo en el refrigerador (30 minutos).

Cobertura
9. Poner 50 ml. de agua en un vaso y disolver en ellos la gelatina.
10. Calentar en el microondas hasta que se disuelva la gelatina y añadir encima 75 ml. de agua fría.
11. Colocar cuidadosamente sobre la crema verificando primero que ésta esté ligeramente cuajada.
12. Refrigerar al menos entre dos y tres horas más antes de consumir.


La capa de gelatina os quedará ligeramente más gruesa que la del corte de las fotos. Cómo siempre voy con prisas, al meter la tarta en la nevera después de colocar la cobertura, derramé parte de ella, así que me quedó más fina.


Cheesecake de piña sin horno
Cheesecake de piña sin horno

Y si te gustan las tartas de queso, te invito a ver aquí la receta de una deliciosa cheesecake con nutella.

Un beso,


Eva
Síguenos en tu red social favorita:



No hay comentarios:

Publicar un comentario

No olvides comentar. Tus opiniones, dudas y sugerencias nos enriquecen.