martes, 20 de febrero de 2018

Tarta de café y leche condensada sin horno

Tarta de café y leche condensada sin horno

Con esta tarta hemos celebrado este año el cumple de mi cuñada Pepi  y mío en casa de mi suegra.
Ya se que últimamente estoy abusando de las recetas de tartas con base de galletas, pero es que tengo el horno hecho polvo y hasta que no inaugure mi nueva cocina (estoy deseando), nos tendremos que conformar :C.

Cómo el fin de semana anterior ya había abusado del chocolate con la tarta de Nutella y Ferrero, quise hacer algo más suavecito. Así que me decidí por el café. La tarta, lo que se dice light, no es... pero alguna caloría menos que la otra tiene.



Tarta de café y leche condensada sin horno


Ingredientes tarta de café y leche condensada


Base de galletas

- 100 gr. de galletas tipo maría
- 80 gr. de mantequilla derretida



Crema de café y leche condensada

- 400 ml. nata para montar
- 200 gr. de leche condensada
- 1 taza de café fuerte (250 ml)
- 4 láminas de gelatina
- 2 cucharadas de café soluble (opcional)


Decoración

- 100 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
- 60 gr. de azúcar glass
- 1 cucharadita de café soluble
- 1 cucharadita de té de cacao puro en polvo
- 3 cucharadas de leche
- Cacao puro en polvo


Tarta de café y leche condensada sin horno



Elaboración paso a paso

Base de galletas

1. Trituramos las galletas y las mezclamos bien con la mantequilla derretida.
2.  La colocaremos al fondo del molde que hayamos elegido y presionaremos para que quede compacta.
3. Reservamos en el refrigerador mientras preparamos la crema


Crema de café y leche condensada
1. Poner la gelatina a hidratar en agua fría.
2. Mezclar la leche condensada con 150 ml. de café (debe estar frío).
3. En el resto del café (bien caliente, diluiremos la gelatina escurrida). Mezclaremos con la leche condensada.
4. Montar la nata y añadir en tandas y con movimientos envolventes a la mezcla anterior.
5. Llegados a este punto, debemos decidir el grado de sabor de café. Para ello vamos añadiendo el café soluble con movimientos envolventes hasta que quede a nuestro gusto (yo le he puesto las dos cucharadas soperas).
6. Colocamos cuidadosamente la crema sobre la base y le llevamos al menos 2 o 3 horas al refrigerador.

Decoración

1. Mezclamos la leche con el café soluble y el cacao.
2. Ponemos la mantequilla y el azúcar en el vaso de la batidora de varillas y batimos bien a velocidad alta hasta obtener una crema muy esponjosa. Añadimos la leche sin dejar de batir.
3.Con una manga pastelera y una boquilla de apertura redonda decoramos la tarta.
4. Con un pequeño colador o tamiz, espolvorearemos el cacao en polvo.


Tarta de café y leche condensada sin horno

La tarta queda muy buena, la crema tiene un sabor muy suave a café y una dulzor perfecta. La combinación con el cacao en polvo es espectacular.

Espero que a vosotros también os guste.

Un beso,


Eva


Síguenos en tu red social favorita:




Con este post participo en el reto mensual de facilísimo "postres o dulces con leche condensada".


2 comentarios:

  1. Qué pinta tan buena!! El café me encanta, el aroma a café me pierde. Por eso si lo acompañamos de leche condensada ya es para morirse. También la base de galletas... Si esta tarta lo tiene todo , para trminar no hay ni que encender el horno. un beso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una receta super sencilla y queda muy rica. Un beso!!

      Eliminar

No olvides comentar. Tus opiniones, dudas y sugerencias nos enriquecen.