miércoles, 25 de julio de 2018

Tarta de queso con oreo sin horno

Tarta de queso con oreo sin horno

Llevaba tiempo queriendo preparar esta tarta, y cuando mi hermano me pidió que preparase algo de postre para una comida que tenía con unos amigos, enseguida pensé en ella.

Las galletas Oreo gustan prácticamente a todo el mundo, y la combinación de estas galletas con una tarta de queso sin horno es una verdadera delicia.

Tarta de queso con oreo sin horno



Ingredientes para la tarta Oreo 8/10 raciones
Para la base

- 160 gr. de galletas oreo

- 75 gr de mantequilla derretida 

Para la crema

- 250 gr de queso crema (tipo philadelphia)
- 500 ml de nata para montar o crema de leche ( 35 % materia grasa)
- 150 gr de azúcar
- 2 sobres de cuajada 
- 300 ml de leche 
- 80 gr. de galletas oreo ( para adornar la superficie de la tarta)

Tarta de queso con oreo sin horno

Elaboración paso a paso

1. Separamos todas las galletas, reservando la crema para el relleno. Trituramos las galletas, guardando la parte destinada a adornar la superficie.
2. Mezclamos las galletas trituradas de la base con la mantequilla derretida y formamos una masa. 
3. Colocaremos la masa sobre la base del molde , presionando bien para que quede compacta. Nos podemos ayudar del culo de un vaso. Refrigeraremos durante media hora.
4 En un cazo ponemos a calentar la nata liquida, la mitad de la leche, el queso cremoso, el azúcar y el relleno de las galletas que teníamos reservado. 

5. Disolvemos los dos sobres de cuajada en la otra mitad de la leche, moviendo enérgicamente con una cucharilla para evitar que queden grumos.

6. Cuando la mezcla del cazo esté bien caliente, vertemos sobre ella la disolución de cuajada, y sin dejar de remover para evitar que se pegue, esperaremos a que hierva. Cuando rompa a hervir, apartamos el cazo del fuego unos segundos, devolviéndolo después al fuego hasta que hierva de nuevo. En ese momento, verteremos la cuajada en el molde para la tarta.
7. Cuando haya perdido un poco de calor, meteremos la tarta en el refrigerador durante cuatro horas y transcurrido este tiempo dispondremos en la superficie las galletas trituradas que teníamos reservadas.

La tarta fue todo un éxito, estaba muy rica, por lo que repetiré la receta en más ocasiones. Os animo a prepararla.

Tarta de queso con oreo sin horno



Un beso y hasta la próxima,


Eva

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No olvides comentar. Tus opiniones, dudas y sugerencias nos enriquecen.